Publicaciones etiquetadas con: la ciudad desde un avión de noche

El mundo desde las alturas.

Por: Jessica Durán

No era la primera vez que me tocaba viajar en avión, pero si la primera en  viajar por mas de 16 horas, y esto no por la distancia hacia dónde me dirigía, sino por las dos escalas que me tocó hacer debido  las inclemencias del clima, – ¡Fue una aventura!-. Pero fue toda esa travesía que se vive cuando se esta viajando por aire, la que me permitió tener una visión del mundo muy interesante. Bueno como haya sido, esta es la historia que viví desde los cielos.

ETAPA 1: EL SUSTO

IMG_5463

IMG_3024

Desde el momento que me despedí de mi gente querida ya las emociones eran fuertes y difíciles de sobrellevar, pero cuando el avión despegó haciendo ese ruido ensordecedor  mi corazón latía a mil por hora del temor, pero empezó a calentarse, y casi llegó a explotarme cuando el ala que mostraba mi ventana se movía como un pájaro en pleno vuelo, y para ponerle una cereza en el pastel la pantalla del monitor de mi asiento mostraba un vídeo del procedimiento  a seguir en casos de emergencia por  accidente. –!Que si el avión cae en el agua tome el cojín de su siento y utilícelo como salvavidas! – decía la voz en el vídeo-

 – ¡Ayyy Dios mío no permitas que este sea mi último día de vida, tengo una bebé que cuidar!– Oré en silencio.

Y es que como principiante de las alturas uno imagina que algo anda mal con el aparato si éstas cosas suceden. Pero  los viajeros frecuentes saben que todo esto es parte del itinerario del vuelo, y eso lo comprobé al observar a mi alrededor y ver a todo en mundo sumergido en sus tareas de viaje; leer,  escribir, jugar con sus aparatos electrónicos, dormir, etc. –¡No puede ser que nadie se de cuenta que estamos a punto de morirrrrrr!- grite en silencio-   y mi pánico crecía más y más a  medida nos elevábamos ;  y  de pronto, al observar de nuevo por la venta como por arte de magia el revuelo del despegue se convirtió en un  paisaje inolvidable.

ETAPA 2: PAISAJE DE ENSUEÑO

No podía creer lo que mis ojos contemplaban en ese momento, era un paisaje de ensueño, la tierra unida al mar con aquella linea horizontal eran la pareja ideal. La tierra, las montañas y los volcanes se unieron  en una simetría espectacular, la cual por momentos era rota por las curvas de los ríos que la atravesaban, creando un paisaje de cuadros y serpientes- ¡Wow, vale la pena todo el ajetreo del despegue !– Pensé- y entré en un estado mental de hipnosis. Ya mis temores habían quedado atrás.

A medida el aparato volador se sumergía en las alturas, aquel paisaje de rompecabezas perfectamente contorneado fue desapareciendo, y comenzó a dar paso a un nuevo mundo para mi: volar sobre las nubes.

IMG_2421 IMG_2424 IMG_3027

ETAPA 3: VOLAR SOBRE LAS NUBES

Por mi diminuta ventana apareció frente a mis ojos una fotografía maravillosa, un cielo pintado completamente de blanco. Aquello parecía ser otro mundo. Y es que las nubes con su blancura y suavidad hacían parecer que estábamos viajando hacia otra dimensión. Por su parte, el ala del avión parecía estar complacida con las caricias que el aire de las nubes le regalaba. – ¡Gracias Dios, por permitirme vivir este momento!- Pensé-. Y nuevamente quede hipnotizada por la imagen que veían mis ojos, pero esta vez el cansancio me venció y quedé sumergida en un profundo sueño.

IMG_3035

ETAPA 4: LAS LUCES

De pronto el sonar de las voces provenientes de la cabina del capitán interrumpieron mi sueño, y me arrancaron de un solo golpe de los brazos de Morfeo (para los que no sepan Morfeo era el Dios de los sueños de la mitología griega), -Pasajeros anunciamos que en unos minutos estaremos aterrizando en el aeropuerto de la ciudad de Los Ángeles, les pedimos abrochen sus cinturones  para prepararse para el aterrizaje!- dijo aquella voz masculina.

Después de mi letargo por el sueño mire nuevamente por mi ventana, y he ahí otra impresión, el avión me sumergió en otro mundo de fantasía. Y es que al sobrevolar la ciudad de noche parecíamos estar entrando a un microchip: cuadrados unidos por lineas, círculos y  puntos perfectamente alineados aparecieron frente a mi. La ciudad estaba pintada de un oro destellante, color que era dado por el brillo  de los millones de  luces que conforman las casas, edificios, carreteras, y toda edificación que se encuentra iluminada por el invento de Thomas Alva Edison, -¡ Que belleza, esto es mas hermosos de lo que vi en las películas, !- pensé todavía aturdida por mi despertar abrupto-.

Era una imagen angelical, una ciudad de oro, pero la hora del aterrizaje llegó, y cada diminuta imagen  se fue transformando en aquellos edificios gigantescos que vemos a diario al transitar por la calles. y nuevamente el ruido ensordecedor apareció nuevamente, recordándome que la aventura había llegado a su fin y que la travesía hacia mi destino  debía continuar.

IMG_3043IMG_3047 IMG_3043 

Y esa es la historia de mi vuelo soñador, y cada detalle me hizo recordar lo pequeños que somos los seremos humanos en comparación con las maravillas de la naturaleza, y de las creaciones materiales del mismo hombre. Pero además, me hizo meditar en lo fácil que es transformar tus momentos de miedo, estrés y frustraciones de la vida en un viaje espectacular, solo necesitamos tener una visión diferente de las cosas, porque pude haber permitido que mi mente transformara cada paisaje maravilloso en cuadros de terror, pero no fue así, por el contrario dirigí me cerebro a que pensara en lo bonito que había a mi alrededor, y se olvidará del temor que había en mi de viajar en las alturas.

Con esta reflexión invito a todo aquel que se atrevió a llegar a leer hasta aquí,  que si estás atravesando circunstancias difíciles en tu vida dirijas tu mente y tu corazón hacía otra vía, trata de encontrar lo bonito en esa lección de vida, y disfruta del paisaje que es la vida misma día a día. Porque si estamos pasando por sombras oscuras, es muestra que estamos recibiendo el regalo de vivir un día más en esta tierra maravillosa, y  muchos hoy no tuvieron esa oportunidad de respirar, ni disfrutaron del placer de sentir el aire acariciar su rostro, ya que su boleto de viaje se acabo, y llegaron a su destino.

Categorías: Viajes | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.